La fiesta seducida por la nación

•27 febrero 2015 • Dejar un comentario

afro con espejoAsí como la diablada perdió su lugar de vanguardia proletaria para ser sustituida por las electorales masas de los morenos, así también la visión nacional que deseaba derrotar al capitalismo explotador ha sido sustituida por la visión nacional que alaba al capitalismo transnacional. La diablada era una nación que se enfrentaba a todos los poderes pero que fue incapaz de construir una patria socialista; todos sus muros se derrumbaron el día que el dictador transformer ganó la elección en las minas. La morenada, en cambio, es una nación que construye sus nuevos privilegios paso a paso, voto a voto, de mayorías simples a mayorías absolutas. No tienen muros, bailan avanzando lento pero seguro por la doble vía al oriente y la fiesta grande camba los recibe, los aprecia, los hace sus dirigentes.
Habrá que ver cómo se baila en la fiesta del bicentenario que viene. Habrá que ver cómo baila la nación chola. Si baila. O si habrá dado, para entonces, su último suspiro. Y todos bailemos tinku.

Seguir leyendo ‘La fiesta seducida por la nación’

A Pedrx Lemebel

•26 enero 2015 • Dejar un comentario

lujuriaQueridx hermanx:

Claro que recuerdo. Cómo no si esa noche Carmen arrastró mi vieja timidez hasta ese bar con nombre de ajedrez que reunía a una fauna que siempre admiré pero de la que siempre me mantuve distante. Mientras ella –una poeta feminista comunista, quién lo creyera- me contaba que ese hueco santiaguino reunía a todos los libertarios apareciste con ese tu gesto de mariposa. Pocos tiempo antes habías leído tu Manifiesto, ese que enseñó a sospechar del maquillaje democrático a toda la izquierda que renunciaba a sí misma embelesada por las delicias del poder. Porque para tener la autoridad moral y política de afirmar que estábamos juntos en esa misma mesa de las malas costumbres, había que saber que la revolución compartía alas de libertad con la mariconería, no desprecios patriarcales. Claro que recuerdo.

Seguir leyendo ‘A Pedrx Lemebel’

Bolivia: 12 películas fundamentales

•6 diciembre 2014 • Dejar un comentario

Afiche copiaSegún el Banco Mundial existen cuatro formas básicas de capital: el natural, constituído por la dotación de recursos naturales con que cuenta un país; el capital construído –infraestructura, bienes de capital, cualidades financieras, comerciales, etc.-; el capital humano, determinado por el grado de nutrición, salud y educación de su población, y el capital social, “descubrimiento” reciente –treinta años- en los estudios sobre el desarrollo. Algunos estudios atribuyen a estas dos últimas formas de generación de capital una influencia mayor en el desarrollo económico de los países porque encuentran en esas fuerzas las características decisivas del avance tecnológico, la competitividad, el desarrollo sostenible, el buen gobierno y la estabilidad democrática. Como si el trabajo creativo, tanto en sus condiciones como en su realización, fuese la clave del desarrollo.
Seguir leyendo ‘Bolivia: 12 películas fundamentales’

El indio aristócrata

•9 octubre 2014 • Dejar un comentario

calavera financiera¿Cuándo sucedió que el prebendalismo social, la resignación económica, la cobardía política, degradaron al sueño? ¿Será que sucede siempre que el poder corrompe a un nuevo proyecto de país? ¿Será que entonces ese poder se obsesiona con su espejo y decide convertirte en su esclavo regalándote vidrios de colores; esas estafas que ahora se llaman reducción de la pobreza, ampliación de la frontera agrícola, industrias minera, petrolera, nuclear, educación pública?
Seguir leyendo ‘El indio aristócrata’

La papa y el Gustu

•13 septiembre 2014 • Dejar un comentario

muñecas-andinasOjalá todos pudiéramos ver y saborear y cocinar y cultivar la extraordinaria variedad de papas de los Andes. Ojalá todos pudiéramos renacer los rituales agrícolas y gastronómicos y ceremoniales y poéticos asociados a la papa. Ojalá, en ese sentido, todos pudiéramos recuperar esa condición comunitaria andina de hace 7000 años que resolvía los desafíos de la vida por la vía de la diversidad, no por la vía de la uniformización. Pero, hoy por lo menos, eso no es posible; casi hemos perdido la riqueza cultural de la papa. Hoy, con suerte, nos alimentamos. Excepto en dos momentos.

Seguir leyendo ‘La papa y el Gustu’

La reelección indefinida debilita a los partidos de izquierda

•8 septiembre 2014 • Dejar un comentario

Eduardo Gudynas: La reelección indefinida debilita a los partidos de izquierda – La Razón.

La política como guerra

•29 agosto 2014 • 1 Comentario

cielo-empedradoEl 13 de agosto el presidente Evo Morales afirmó: “Hay dos diferencias, dos caminos, somos antiimperialistas o somos proimperialistas, no hay otro camino.  Cuando a mí me dicen, centro derecha, centro izquierda, no entiendo cómo va a haber centro, aquí es como decimos, macho o hembra, no hay maricón en temas ideológicos y en temas políticos partidarios en una lucha anti imperialista, no, así entiendo”. Al margen de los términos elegidos para ilustrar su concepción de la política como guerra, aquí lo fundamental es precisamente identificar la genealogía y las consecuencias de esa afirmación. Porque si uno se concentra en los términos entre biológicos y discriminatorios corre el riesgo de ignorar lo sustantivo. Aquí lo importante es reconocer el énfasis militar: blanco o negro, macho o hembra, conmigo o contra mí, con la patria o vendiendo la patria. Pareciera el renacimiento de Hegel -aquel filósofo que Marx descalificara por idealista- en su máximo entusiasmo guerrero: “la guerra es bella, buena, santa y fecunda; crea la moralidad de los pueblos y es indispensable para el mantenimiento de su salud moral. Es en la guerra donde el Estado se acerca más a su ideal porque es entonces cuando la vida y los bienes de los ciudadanos están más estrechamente subordinados a la conservación de la entidad común”. O la reiteración de Clausewitz: “la guerra constituye un acto de fuerza que se lleva a cabo para obligar al adversario a acatar nuestra voluntad”. Evo Morales aplicando Hegel y Clausewitz a la vida social boliviana.

Seguir leyendo ‘La política como guerra’

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.059 seguidores